Victor Saeijs, Vicepresidente Senior de Nokia Latinoamérica, comentó a un diario de Suecia, que Nokia no tiene un plan de respaldo o “plan B” en caso de que su colaboración con Microsoft no produzca los resultados esperados. Su frase exacta fué: “El Plan B es que el Plan A debe tener éxito.”

Víctor ha comentado que  el reciente lanzamiento del Lumia 800 es el segundo smartphone más vendido en Dinamarca, y el tercer smartphone más vendido en Suecia. Pero incluso él admite que “debemos tener éxito en los EE.UU. si queremos tener éxito en todo el mundo”. 

Microsoft tiene que ofrecer una convincente experiencia de usuario y una suite gratuita de servicios si quieren que su sistema operativo acabe de despegar. Por ahora Mango no es suficiente comparado con los otros SO que encontramos actualmente en el mercado. La esperanza puesta en Windows Phone 8 (Apollo), que busca ser la versión que empezará la gente presta atención, no sale hasta el cuarto trimestre de 2012, y veremos hasta la fecha como va ésta sinergia conjunta y los frutos que dá a ambas compañías. Mientras tanto, Nokia, sigue con su plan de despidos y reestructuración con la empresa.