Nokia acaba de hacer públicos los datos de facturación del Q1 del 2012, y son números realmente preocupantes. La compañía hizo 7.4 millones de euros ($ 9,7 mil millones) en ventas netas, que es exactamente 3 mil millones de euros ($ 3,9 mil millones) menos de lo que hizo durante el mismo trimestre hace un año. 

En cuanto a los volúmenes, la semana pasada Nokia dijo que vendió 71 millones de teléfonos característicos y teléfonos inteligentes, con un valor de 12 millones de dólares. Esta semana dicen que las cifras en ventas son de 70,8 millones de teléfonos característicos y teléfonos inteligentes por valor de 11,9 millones de dólares. ¿Como han desaparecido las 300.000 unidades? 

De todas formas, Nokia es una de las pocas empresas que tiene ventas de dispositivos desglosadas por territorios. ¿Qué países han tenido el mayor cambio en las ventas en términos de volumen? La China se ha reducido un 62%,  América del Norte se ha reducido un 50%, y Europa se ha reducido un 32%. Queda claro que aquí seguimos apreciando a Nokia.

Viendo las cifras, ¿cuales han sido los beneficios netos para Nokia durante este primer trimestre? Pues ningunos, más bien se registró una pérdida de 1,3 millones de euros. Ese número incluye un cargo de 772 millones de euros de reestructuración.

Queda claro que el barco se hunde, y parece que Nokia no lo acaba de entender. O cambia de estrategia o en nada será parte de nuestro recuerdo.